Colecciones infantiles de libros, cromos y objetos. Beneficios del coleccionismo en niños

Hay algunas colecciones infantiles para niños interesantes. Lo malo es que los primeros volúmenes son más baratos pero luego se dispara el precio y es complicado completarla entera. Este mes de septiembre encontramos una colección sobre héroes, para acercar personajes como Frida Khalo, Einstein o Gandhi a los niños en un lenguaje más accesible y divulgativo. Compramos el primer libro sobre el científico Albert Einstein. Otra colección que nos gustó es una sobre cuentos: el primer volumen era de los Tres cerditos y llevaba dos marionetas: una de cerdito y otra de lobo. Por otro lado, una sobre animales del zoo, en la que junto al libro Lumba, el león, venían dos animalitos: un león y un elefante de plástico. Por último, un libro con cromos sobre las muñecas Santoro, en la que aparte de los cromos vienen actividades como sopas de letras, laberintos, dibujos para realizar y pintar o de confección de escritos.


En Lidl de vez en cuando también lanzan los famosos Steekez que cada año van de una temática diferente: los hubo de fútbol y los últimos eran sobre la película La aldea escondida, de los Pitufos.




Los niños coleccionistas son atentos, organizados y curiosos, poniendo todo su interés en colecciones de cromos u objetos que nunca olvidarás y que formarán parte del itinerario vital de su infancia. Tienen la capacidad de ilusionarse.  Los niños aprenden valores positivos, como la responsabilidad de mantener y cuidar de su colección y su autonomía. También pueden aprender a ahorrar y gestionar e invertir sus ahorros o paga en seguir comprando elementos de la colección. También se fomenta la memoria, porque saben qué elementos conforman  su colección y qué piezas les faltan, y la paciencia, puesto que no pueden conseguir toda la colección de la noche a la mañana. Alimentar el interés y la curiosidad son capacidades muy interesantes que tenemos la obligación moral de transmitir y fomentar en nuestros hijos. Asimismo se fomenta la cooperación, el intercambio, y la sociabilidad, al tener los niños que interactuar con otros niños del cole u amigos para hacer trueque con los cromos repetidos, por ejemplo. Y como no, el perfeccionismo y la minuciosidad. 

Muñecas LOL

Locas están mis peques con las muñecas LOL. Si los huevos Kinder marcaron una generación, las muñecas LOL están haciendo lo propio con las niñas de ahora, ávidas por saber qué muñeca sorpresa hallarán debajo del envoltorio. Las muñecas vienen en una bola de plástico duro envuelta en plástico con abrefácil. Dentro de la bola viene la muñeca y algunos accesorios, como zapatos, stickers, ropa, un biberón para dar de comer a nuestra muñeca y otros complementos y si las metes en agua pueden cambiar de color o llevar mensajes ocultos impreso en su cuerpo. Si alimentas a la muñeca con la botella de agua, llora, escupe o hace pipí. Además la bola se convierte en un bolso para llevar a la muñeca, pero  puede servir también de bañera, cunita o sillón. Mis peques utilizan el mobiliario de otras muñecas que tienen en casa, para jugar también con las muñecas LOL. Las hay de muchos precios. La que os muestro en la imagen me costó 7 €, pero hay de 15 € y de muchos más precios. Y la verdad, que se llevó una gran desilusión, porque pensaba que llevaba algún accesorio más, y solo estaba la muñeca y un biberón y la bola dónde iba....En fin, no sé si las grandes llevarán más accesorios, aunque también valen el doble. Habrá que hacerlo constar al Ratoncito Pérez o a los Reyes Magos, para la próxima vez. 






Así es mi corazón. Jo Witek y Christine Roussey

Un libro muy bonito, troquelado, para aprender las emociones que brotan de nuestro corazón: alegría, tristeza, calma, enfado, miedo, es  Así es mi corazón, de Jo Witek y Christine Roussey, de Ediciones Cubilete. Publicado originariamente en Francia, en 2014, con el título Dans mon petit coeur. En la misma edición podemos encontrar Dentro de nuestra mamá, Mis pequeños miedos, y Mis pequeñas alegrías.
El libro es como una casita. Dentro pasan muchas cosas y están todas revueltas. Hay risas ruidosas y días con lluvia, enfados grandes y ganas de saltar a la pata coja. Hoy voy a abrir la puerta de mi corazón para invitarte a pasar. 







Laberinto del alma. Anna Llenas

Precioso el libro Laberinto del Alma, de la ilustradora catalana Anna Llenas, que nos invita a reencontrarnos con nuestras emociones, pensamientos y sentimientos. Alegría, duda, arraigo, decisión, suciedad, ceguera, creatividad, crueldad, esperanza, culpa, cuidado, egoísmo, dispersión, vínculo, celos, desesperanza, miedo, empatía, enamoramiento, herida, abandono, oscuridad, aceptación, rabia, ansiedad, ilusión, dolor, contención, obsesión, agradecimiento, sorpresa, magnetismo, envidia, libertad, serenidad, naufragio, brutalidad, generosidad, intimidad, sensibilidad, optimismo, tristeza, ternura, toxicidad, ruptura, impulsividad, curiosidad, valentía, respeto, prudencia, autoestima, asco, firmeza, muerte, frialdad, confianza, vergüenza, amor. 






Estas son algunas de las emociones y estados que tu alma puede experimentar pero hay otros muchos como timidez, ingenio, fantasía, deseo, soledad, aburrimiento, motivación, orgullo, inspiración, que seguro que formarán parte de otro viaje. Enriquecedora y preciosa lectura en familia para aprender de emociones.


Huevo de dinosaurio gigante de juguete

Estos huevos de dinosaurio que hay que meterlos en agua y de los que sale una criatura les encanta a los peques. Nos regalaron hace un tiempo, la madre de una de mis mejores amigas, uno pequeño y ahora mi hermana nos ha regalado otro más grande, con lo cual el dinosaurio de dentro es mucho mayor y crece cada vez más, cuánto mayor tiempo esté sumergido en agua. Risas y diversión garantizadas con este juego, en el que ya de paso nos sirve para hablar sobre los dinosaurios y sobre en qué época histórica vivieron y cómo desaparecieron. Cualquier excusa es buena para aprender. 


Aprendiendo las partes del cuerpo humano, con método Montessori

Me encantan las ideas del método María Montessori para interiorizar conceptos. Una forma divertida y sencilla de aprender las partes del cuerpo humano, es imprimir y plastificar una plantilla con una silueta del cuerpo humano y sobre ella colocar piedras blancas, en las que previamente habremos pintado, en casa, o en el cole, las partes del cuerpo que nos interesa que los niños aprendan: cerebro, corazón, pulmones, hígado, estómago, riñones e intestinos. Precioso para tenerlo en casa e incluso para regalar, porque es algo novedoso, original y con un sello distintivo y propio.


Gelatina de piña. Fácil de preparar y muy refrescante

La gelatina es un postre fácil de preparar en casa. Esta vez la hemos hecho de piña, un sabor refrescante, 0% azúcar, sin glúten y de alto contenido en proteínas, de origen animal. La que hemos hecho es de la marca www.kiclass.es y está disponible en Mercadona. Tiene 10 kcal por porción de 115 gramos. Es muy fácil de preparar: Llenar una olla con 250 ml de agua (1/4 )de litro de agua y cuando esté hirviendo apague y vierta el contenido de un sobre. Remueva hasta su completa disolución. Añade otros 250 ml(1/4) de litro de agua fría y remueva nuevamente. Vierta en los moldes y deje reposar en el frigorífico unas 3 horas aproximadamente, hasta que cuaje. Una vez preparada, conserve en la nevera. Con nuestro lema reciclar, reducir y reutilizar, hemos aprovechado unos moldes de cristal de yogures tipo La lechera, que tengo guardados en casa, para verter la mezcla. La gelatina está riquísima. Otro día también probaremos a hacer formas, con los moldes de la playa bien limpios y desinfectados. 




Grúa giratoria de juguete. Apasionado del sector de la construcción

Para que luego no se diga que en casa de herrero, cuchara de palo, mi pequeño Peter es un apasionado de las grúas y del sector de la construcción. La grúa giratoria tiene prácticamente su altura o un poco más y sube y baja con un mando teledirigido. A los peques les encantan los juegos simbólicos, que imiten el mundo de los adultos. Un instrumento indispensable para jugar a ser arquitecto o ingeniero o constructor. Se lo pasa genial, jugando con sus amigos.


VDLN#35: Camins. Sopa de Cabra

Yo no soy catalana, soy murciana, afincada en Almería y me encanta la música de Sopa de Cabra, aunque su líder sea independentista y crea firmemente que el nacionalismo en un mundo tan globalizado, como el que vivimos no nos lleva a ningún buen puerto ni le veo sentido, pero aún así me parece preciosa esta canción. Ante todo respeto, tolerancia y paz y mucho sentido común. Y como dice la canción, nunca es tarde para volver a empezar y para salir a buscar nuestro tesoro por caminos nuevos y que sí o sí, inevitablemente tenemos que afrontar solos. Cada día, lo tengo más claro, y sigo las intuiciones de mi corazón, contra viento y marea. Feliz fin de semana a todos. 

Molinillos de viento: con botones o chinchetas, de madera o de plástico

A los niños les encantan los molinillos de viento. Son súper sencillos de realizar y nos sirven para alegrar y decorar la casa. Dibuja en una cartulina un cuadrado de 15 x 15 y recórtalo. Con una ayuda de una regla, traza dos diágonales, pero que no lleguen al punto central. Marca el centro del cuadrado. Recorta las líneas marcadas, recordando que no tienes que llegar al medio. De las ocho puntas que tiene el molinillo coge 4, alternando: una sí, otra no. Pasa una chincheta o pega un botón sobre las cuatro puntas del molinillo. Por detrás del molinillo, pon una pajita de plástico o un palito de madera, y si sobresale el alfiler, pon un trocito de goma de borrar, para evitar pincharse. Puedes hacerlo con cartulinas de un sólo color o de diferentes colores o bien con un folio blanco o cartulina y pintarlo con rotuladores o colores. 
Y ya está nuestro molinillo listo, para soplar o hacerlo girar al compás del viento. ¡A disfrutar!. 



Podemos embellecer y decorar más nuestro molinillo con pegamento de purpurina y pegar estrellitas de colores brillantes.


En mi casa, los molinillos ocupan un papel protagonista. Tengo de plástico de colores y de madera y me encantan y me alegran la existencia.También en las macetas exteriores.