Taller de pulseras de madera

Si no sabes cómo ocupar todo el tiempo libre de estas Navidades, una buena idea para que tus hijos, sobrinos o nietos pasen una tarde entretenida y sentaditos en una silla alrededor de una mesa, es hacer pulseras.  Resulta ser una actividad muy familiar a la que se suele sumar toda la familia, tantos mayores como pequeños. Ensartar cuentas, en este caso de madera, en un elástico, fomenta y activa la psicomotricidad fina, y les ayuda a discriminar las diferentes tonalidades de colores, así como la variedad de formas que tienen las cuentas: redondas, cuadradas, alargadas, rugosas, ovaladas, etc...


Además, cómo los niños son los responsables directos de sus propias creaciones, con este taller de pulseras les ayudamos a desarrollar y estimular todo su potencial creativo.
Sólo necesitamos las cuentas, el elástico o hilo de pescar para ensartarlas, y unas tijeras de punta redondeada aptas para niños, para recortar los extremos sobrantes. En el estuche de cuentas nos vienen cierres metálicos para atar en un extremo y otro y cerrar la pulsera mediante un cierre de rosca. No los aconsejo porque, por experiencia propia, los niños se suelen dar tirones y se suelen desatar con facilidad y luego, tenemos todas las cuentas esparcidas por el suelo. Además son piezas muy pequeñas que pueden ser tragadas o inhaladas, en un descuido, resultando ser peligrosas. En la siguiente fotografía os mostramos el material utilizado:




Las pulseras resultan ser bonitas, entretenidas de hacer y les viene bien para ejercitar la coordinación. A los niños les gusta lucir sus propias creaciones o regalar sus diseños a familiares y amigos, lo que las convierte en un regalo con personalidad propia y artesanal, hecho con cariño y mimo, y que sin duda, encantará a sus destinatarios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario