Carnaval, te quiero. Cómo realizar maquillajes de fantasía

A nuestros hijos les encanta pintarse la cara y soñar por unos momentos que se convierten en princesas o reinas, spidermans, Batmans, Hello Kittys, mariquitas  o mariposas que vuelan. El abanico de posibilidades es infinito. Llega el carnaval, la época idónea para lucir maquillajes de fantasía.
Con un simple estuche de maquillaje (ceras para cara en nuestro caso) puedes transformar a tus pequeños por completo, ayudándoles al mismo tiempo a potenciar su creatividad (la suya y la nuestra, como padres) y hacer volar la imaginación de ambos. Además el maquillaje es barato (en mi caso, tengo lápices de maquillaje regulables del Lidl, que me costaron 2.49 €. Un precio que he amortizado por completo, porque utilizo las ceras de maquillaje no sólo en esta época carnavalesca, sino en fiestas de cumpleaños y para matar los tiempos muertos de la rutina invernal).
El proceso de maquillaje es muy divertido. Por otra parte, cómo les encanta convertirse en personajes de cuento, de dibujos animados o de héroes de ficción por un ratito, se prestan sin rechistar al proceso de maquillaje con tal de lucir guapos.


Para caracterizarse de Hello Kitty, basta con hacer un contorno de cara de gato con cera blanca, pintar la naricilla de color amarillo, un lacito rojo en el lado derecho de la cara y unos bigotitos negros. Para los más pequeños es el personaje estrella.

Para maquillarse de princesa, lo más simple es dibujar una corona amarilla o rosa de lado a lado de la frente y en las mejillas corazones, flores o estrellas.




De Spiderman, dibujar una tela de araña con cera negra y colorearla preferiblemente de tonos azul y rojo. De Batman, toda la cara negra, con el contorno del héroe de ficción.


Y para terminar, os sugerimos otro maquillaje de fantasía: el de mariposa y el de perrito.




Como veis las posibilidades son infinitas. Simplemente se trata de hacer volar la imaginación
Los niños saben muy bien cómo son sus personajes favoritos y te dan indicaciones precisas de cómo debes maquillarlos. Por tanto, no debe preocuparnos el no ser Picassos. Se trata de aprender, equivocarse y reirse de los resultados. Es una actividad que les distrae mucho y que  permite, tanto a niños como padres, pasarlo bien. No sé con certeza quién disfruta más si ellos o nosotros. Así es que hay que empezar a fijarse en los personajes de fantasía que se suelen pintar en los talleres de maquillaje que realizan las empresas de animación para comuniones o fiestas de cumpleaños, por ejemplo, con el fin de coger ideas y por supuesto, sacar del tintero las que están en nuestra cabeza y plasmarlas. ¡A disfrutar con la pintura! ¡Viva el Carnaval!

No hay comentarios:

Publicar un comentario