Jugamos a toco toco en el baño

Nos colocamos frente a nuestro hijo o hija, que debe tocar lo más rápido que pueda la parte del cuerpo que le vayamos diciendo. El momento del baño es el ideal para realizar este juego:

Toco toco la barriga
Toco toco la nariz
Toco toco la barbilla

Si vemos que tiene dificultad en localizar alguna parte del cuerpo, nosotros nos la tocamos primero para recordarle dónde está.
Nombramos también partes que no sean tan habituales en su vocabulario: tobillo, barbilla, espalda, hombros, codo, pestañas, etc...



Rimas para hacer el momento del baño más ameno podrían ser las siguientes:

*Después de la cena te has de asear
la cara y las manos te debes lavar
Mira qué rima tan graciosita
¡Me encanta tocarte la naricita!

*¿Está sucio? Lo comprobaremos y el cuello (de Gabriela, por ejemplo) muy bien lavaremos.

*Con mucha paciencia y tesón
te froto los brazos con agua y jabón.

Qué cosa más mona y redondita! ¿No sabes qué es? ¡Tu barriguita!

*Para que disfrutes mucho del baño
te froto la espalda sin hacerte daño
Te lavo las piernas, también las rodillas
Te lavo los pies sin hacerte cosquillas
Te pongo champú con mucho cuidado
Te aclaro el cabello y hemos terminado

*Burbujitas, burbujitas
qué redondas, qué bonitas
burbujitas, burbujitas
en tus pies y en tus manitas
con burbujas y jabón
el baño es una diversión

Otro juego que proponemos para el momento del baño es el de la esponja y el jabón. Le pedimos a nuestro hijo que sujete su esponja y realice las acciones que les vaya diciendo la esponja, pero no debe hacer caso de lo que le dice el jabón, porque si no, queda eliminado. Por ejemplo, la esponja dice que te laves un brazo, la esponja dice que te laves el cuello, el jabón dice que te laves la espalda...

Estos juegos siempre resultan muy motivadores a la hora de afianzar hábitos cotidianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario