Excursión con niños al castillo de Huércal-Overa

Este fin de semana hemos participado toda la familia junto a algunos de nuestros amigos, en un interesante taller de restauración de cerámica, dirigido a niños de entre 4 y 7 años. La actividad comenzó con una visita a la torre fortificada de Huércal-Overa (Almería). La fortaleza fue levantada entre finales del siglo XIII y principios del siglo XIV y  se integraba en el sistema defensivo oriental del reino nazarí de Granada. La restauradora Ana y la historiadora Elena explicaron a nuestros niños que la torre formó alguna vez parte de un castillo y que era más que una simple torre de vigilancia controlando los caminos a Lorca y a Vera. Fue levantada básicamente para detener el empuje cristiano, resistiendo los asedios lorquinos de 1407 y 1436. En 1488 capituló con todo el Levante Almeriense ante Fernando el Católico.



Iniciamos el ascenso, y desde allí descubrimos unas panorámicas asombrosas del municipio de Huércal Overa. También nos explicaron la finalidad del aljibe de la fortaleza, de lo que pudo ser una mazmorra, almacén o silo y de las ventanas defensivas. Por último, contemplamos el árbol de la vida, una visión primitiva de lo que son las estrellas o constelaciones y que es importante, porque es uno de los escasos ejemplos decorativos en una fortaleza, documentados en la Península Ibérica en esta época, junto con el hallado en el castillo de Gibralfaro, en Málaga.







La primera parte de la actividad resultó muy amena. Siempre es interesante y más divertido escuchar la historia contada para los niños, que oir datos históricos sin ton ni son, y que siempre puedes comprobar en algún libro de historia o web. Lo llamativo son las respuestas que los niños dan a muchas preguntas de por qué creen que se construyó la fortaleza o para que se utilizaban ciertas dependencias. La segunda parte de la actividad continuó en el museo con un taller de restauración, del que os doy más detalles en la entrada de mañana.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario