Bloques de construcción de madera

Uno de los juguetes esenciales que no deben faltar en cualquier hogar son los bloques de construcción de madera. A los niños les encanta apilar, clasificar, tirar y golpear bloques y hacer construcciones con ellos. Haciendolo bien y mal, los niños aprenden hasta qué altura pueden apilar bloques, con lo que descubren cómo funcionan diversos principios científicos como el equilibrio, la estabilidad, el peso, la gravedad y la simetría. 

Estos simples cubos fomentan la autoestima, la creatividad y el pensamiento independiente, a la vez que fortalecen los músculos de las manos y de los dedos de los bebés y niños. Los pequeños pasarán horas construyendo cuidadosamente casas en miniatura, pirámides, puentes, camiones, rascacielos y cohetes espaciales




El cubo de bloques de madera que tenemos en casa, lo compré en Lidl hace ya unos cuántos años. Tiene 120 piezas de diferentes formas y colores y se recomienda su uso para niños a partir de un año de edad. Otro juguete muy chocante que de vez en cuando sale en Lidl y que yo he tenido el placer de regalar a más de un niño en alguna ocasión, es una ciudad de madera, que lleva sus coches, sus señales de tráfico, sus árboles. A los peques les encanta y a los padres, sobre todo, porque luego tienen todas las piezas que lo componen, recogidas en el tambor de cartón, que los acompaña. Además, vale sobre los 10 euros o un poquito más y este tipo de juguetes de madera en relación calidad-precio, están bastante bien y son más baratos y originales que los de algunas conocidas jugueterías como Imaginarium o Eureka Kids. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario