Puré de patatas casero con carne empanada

Una excelente guarnición, todo un clásico en mi casa, es el puré de patatas. La verdad es que no hay color entre el puré casero, con patatas de verdad, y el puré de patatas de bolsa, industrial, que a lo mejor te saca de un apuro, pero que luego no hay quién se lo coma. Y con lo sencillo que es preparar un puré de patatas de los de toda la vida, merece la pena comer de forma saludable, y más cuando hay niños en casa.

Ingredientes para el puré (para 6-8 raciones)
-800 gramos de patatas peladas
-250 gramos de agua o de leche
-pimienta y sal al gusto
-50 gramos de mantequilla



Troceo las patatas en la termomix unos 4 segundos en velocidad 4. Añado agua o leche, sal y pimienta, pongo la mariposa en las cuchillas y programo 20 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1. Cuando termine el tiempo, incorporo la mantequilla y trituro 5 segundos, en velocidad 3. Vuelvo a programar esa misma velocidad, hasta considerar que el puré está homogéneo. Si no hay termomix, cuezo las patatas al vapor, en una olla que se encaja dentro de otra, dónde pongo el agua a hervir y una vez cocidas las patatas, salpimento y las paso por un pasapuré o chino.
El puré lo suelo acompañar de algunas salchichas o carne empanada

Últimamente, me cuesta que los niños se coman la carne, pero haciéndosela empanada, no tengo problemas, y con esta forma de prepararla, se comen un filete de cinta de lomo, una pechuga de pollo o un filete de ternera, lo que conocemos como milanesa. En fín, lo que les eche. El pan duro, lo suelo rallar y guardar para estos menesteres. Le añado un poco de perejil y ajo, bien picaditos. Y entonces, paso el filete por el empanado, luego por huevo, y otra vez, por el empanado y frío en abundante aceite de oliva virgen extra. No viene mal tener siempre disponible y a mano, una bolsa de pan rallado en casa, para cuando no disponemos de pan duro para rallar, que no siempre sobra el pan. ¡Y a comer, que con hambre está todo buenísimo!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario