Cup cakes de frambuesa y vainilla con cobertura de chocolate blanco

Nos hemos atrevido con unos cupcakes de frambuesa y vainilla con cobertura de chocolate blanco. Con tal de que los niños pasen una tarde amena y distraída, hace uno lo que esté en su mano. Además, al elaborarlo ellos mismos, parece que les da más ganas de comerse los cupcakes después. 
Hemos comprado el preparado en Lidl y simplemente hemos seguido las instrucciones para realizar este postre de tradición americana.



Elaboración:
Para la masa, necesitas aparte del preparado, un huevo clase M, 100 ml de aceite y 100 ml de leche. Para la crema, 50 gramos de mantequilla blanda y 200 gramos de queso fresco.
Modo de preparación:


Para la masa
Verter en un cuenco el preparado para la masa, 1 huevo, 100 ml de aceite y 100 ml de leche. Mezclar con una batidora eléctrica (accesorio de varillas), a la velocidad mínima durante unos instantes y luego batir a la velocidad máxima durante aproximadamente 2 minutos hasta que quede cremosa.

Hornear
Colocar los 12 moldes de papel rosa que vienen en el pack en una bandeja de horno. Repartir la masa equitativamente entre los 12 moldes, usando 2 cucharadas soperas. Hornear las magdalenas a media altura en el horno precalentado a 150 º aproximadamente. El tiempo de horneado es de aproximadamente 25 minutos. Antes de sacarlas del horno, comprobar con un palillo, si están bien hechas. Tras la cocción, deje enfriar las magdalenas sobre una rejilla.

Decorar
Verter en un cuenco 200 gramos de queso fresco de untar tipo Philadelphia, 50 gramos de mantequilla blanda y el preparado para crema en polvo. Mezclar con una batidora eléctrica (accesorio de varillas) a la velocidad mínima durante unos instantes y luego batir a velocidad máxima, durante aproximadamente un minuto, hasta que quede cremosa. Repartir la crema equitativamente sobre las magdalenas, usando dos cucharillas y alisarla con un cuchillo. Nosotros hemos usado una manga pastelera, que por cierto también compré en Lidl hace años y que consiste en un tubo de plástico al que le puedes intercambiar varias boquillas con diferentes tamaños para conseguir el efecto que más te guste. Por último, decorar con virutas de chocolate blanco. Guardar en el frigorífico hasta el momento de consumir.
¡A disfrutar de una rica merendola en familia!



Hace dos años hicimos unos cupcakes para Halloween, que también nos quedaron muy cool, porque las magdalenas eran de chocolate negro con trocitos y la cobertura de crema, era verde y para decorar, el pack llevaba unas perlitas azucaradas, de color naranja.


No hay comentarios:

Publicar un comentario