Un barquito en cáscara de nuez

En homenaje a Miliki, recientemente fallecido, y su famosa canción, "Un barquito en cáscara de nuez", os proponemos una manualidad sencilla, fácil, original y económica: construir un barquito de cáscara de nuez. Rellenamos el interior de la mitad de una cáscara de nuez con plastilina de colores, y con un palillo y cartulina, de otra tonalidad diferente a la plastilina, construimos las velas del barco. En la punta del mástil, podemos poner otra bolita de plastilina de otro color diferente. Este barquito es ideal para flotar luego en la bañera, en una fuente, estanque o río, lo que hará las delicias de nuestros peques. Si lo queremos estático, sólo para adornar nuestra casa, podemos recortar una pieza rectangular de papel, cubrirla de plastilina azul y luego con un palillo, hacer las ondas de las olas, para simular el ancho mar. ¡Y ya está listo nuestro lindo barquito!



No hay comentarios:

Publicar un comentario