Bizcocho de piña y caramelo

Un bizcocho buenísimo y que queda super bonito es el bizcocho de piña y caramelo, que hace mi tía materna. Es fácil de realizar. Sólo necesitas los siguientes ingredientes y a cocinar se ha dicho, con una chispa de cariño para tus seres queridos, familia y amigos. La comida compartida, es siempre la que mejor sabe y más se disfruta:
  • Una lata de piña en su jugo
  • Un yogur natural o de limón
  • Tres medidas de yogur de harina de trigo
  • Dos medidas de yogur de azúcar
  • Una medida de yogur de aceite de oliva suave
  • Tres huevos grandes
  • 2 cucharadas pequeñas de levadura en polvo, tipo Royal
  • Una pizca de sal
  • Caramelo líquido para la base del molde


Modo de elaboración: 

  1. Cubre con caramelo líquido la base de un molde redondo de unos 26 centímetros de diámetro. También puedes hacer tu propio caramelo calentando azucar con unas gotitas de limón y removiendo hasta conseguir que el caramelo esté en su punto.
  1. Coge un tarro de piña en almíbar y reparte las rodajas de piña por el fondo del molde. Cuela el jugo y reserva.
  1. En un cuenco grande echa tres huevos y bátelos hasta que estén espumosos. Añade entonces 1 yogur natural o de limón y mezcla bien con un batidor de varillas. Lava el vaso del yogur y sécalo con una servilleta.
  1. Coloca sobre un cuenco limpio un colador. Usa el vaso del yogur para echar 3 medidas de harina sobre el colador y úsalo para tamizar la harina. Luego añade a la harina 2 cucharadas pequeñas de levadura química en polvo, mezcla con un tenedor y reserva.
  1. Echa 2 medidas de azúcar en el cuenco en el que hemos batido los huevos y el yogur y bate con unas varillas. Luego añade 1 medida de aceite de oliva suave y una pizca de sal.
  1. Luego vuelve a batir hasta que esté todo bien integrado.
  1. Ahora añadimos poco a poco la harina con la levadura mientras batimos. Cuando esté todo bien mezclado échalo en el molde y mételo en el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y hornéalo durante unos 35 minutos (o hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga limpio).
  1. Pasado este tiempo saca el bizcocho del horno y deja que se enfríe un poco. Cuando el bizcocho esté templado pasa un cuchillo por el borde del molde y retíralo.
  1. Pon un plato llano sobre el bizcocho y dale la vuelta. Retira la base del molde con cuidado.
  1. Por último pincha con un palillo por toda la superficie del bizcocho y reparte unos 200 ml del jugo de piña sobre el bizcocho para que se pongo más jugoso. Y listo … fuera de la cocina y a comer!!!
Un truco para darle la vuelta al bizcocho es no dejar que se enfríe demasiado antes de quitar la base ya que si el caramelo se enfría y te ha quedado muy espeso puede desmontar el bizcocho a la hora de quitar la base.Acompañado de un café sienta de maravilla. ¡A disfrutarlo!




No hay comentarios:

Publicar un comentario