Decoración Halloween

Difícil no sucumbir a la fiesta de Halloween, tan arraigada entre los peques, a los que les encanta decorar su casa para este evento y salir a pedir chuches, bajo el lema ¿Truco o trato? Este año les he dejado rienda suelta a su creatividad y me han decorado la puerta de casa, con vendas y figuras de fieltro en forma de murciélagos negros, calabazas naranjas, brujas moradas y fantasmas blancos.



También se han empeñado en decorar los pomos de las puertas, la repisa de la chimenea y otros rincones de la casa, con calabazas de plástico, de las que se usan para pedir chuches, esqueletos y vampiros. Los cristales, con pegatinas de efecto electroestático, de Lidl, que las guardo de un año para otro y me sacan de más de un apuro. 








Nuestros vecinos este año se han superado con una puerta de momia y una red de araña gigante en la fachada de la casa, con hilo y algodón y dos arañas gigantes, trepando por la tela de araña. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario