El invencible: una cala de singular belleza

Maravillada me he quedado con la cala El invencible, situada en la urbanización de Cala Tranquila, en San Juan de los Terreros (Pulpí), entre el castillo y Costa Tranquila. Se accede por la carretera A -332 hacia la calle Bailén (dirección al castillo) y después dirección calle El invencible. Se puede llegar casi a pie de playa con el coche, estacionando en el aparcamiento colindante a las numerosas viviendas que hay por esta zona. Se accede a la playa por una rampa o escalera. Tiene ducha y lavapiés y contenedores.
Su longitud es de 50 metros y un ancho de 20 metros. Su ocupación es alta debido a su excelente composición de arena fina dorada con aguas tranquilas. Si miras de frente a la playa, en la parte izquierda hay una formación de rocas, donde se puede poner la esterilla pero no clavar la sombrilla, opción aconsejable para cuando vas sin niños porque hay menos aglomeración de personas y a la derecha, la arena, que aunque el espacio es más reducido, siempre se puede encontrar un hueco.


Sus acantilados de arenisca le confieren un especial tono ocre. La belleza de su entorno natural se ve algo eclipsada por la urbanización de la zona pero aún así el entorno es especialmente bello. Como la tierra de las montañas es arcillosa hay algunos dibujos y nombres escritos sobre ella. Súper curiosos y originales unos lagartos que hay dibujados en el acantilado, y que según me contó una amiga, los pintaron en su infancia e incluso que eran de color verde, pero que el paso del tiempo, los ha erosionado y dejado del color de la arena. Un pequeño paraíso natural, al que sin duda volveremos. Es un placer conocer sitios nuevos tan bonitos y encima encontrarte con gente a la que aprecias, como una antigua compañera del colegio o mi compi de trabajo de hace algunos años. ¡Verano azul!


No hay comentarios:

Publicar un comentario