Molinillos de viento: con botones o chinchetas, de madera o de plástico

A los niños les encantan los molinillos de viento. Son súper sencillos de realizar y nos sirven para alegrar y decorar la casa. Dibuja en una cartulina un cuadrado de 15 x 15 y recórtalo. Con una ayuda de una regla, traza dos diágonales, pero que no lleguen al punto central. Marca el centro del cuadrado. Recorta las líneas marcadas, recordando que no tienes que llegar al medio. De las ocho puntas que tiene el molinillo coge 4, alternando: una sí, otra no. Pasa una chincheta o pega un botón sobre las cuatro puntas del molinillo. Por detrás del molinillo, pon una pajita de plástico o un palito de madera, y si sobresale el alfiler, pon un trocito de goma de borrar, para evitar pincharse. Puedes hacerlo con cartulinas de un sólo color o de diferentes colores o bien con un folio blanco o cartulina y pintarlo con rotuladores o colores. 
Y ya está nuestro molinillo listo, para soplar o hacerlo girar al compás del viento. ¡A disfrutar!. 



Podemos embellecer y decorar más nuestro molinillo con pegamento de purpurina y pegar estrellitas de colores brillantes.


En mi casa, los molinillos ocupan un papel protagonista. Tengo de plástico de colores y de madera y me encantan y me alegran la existencia.También en las macetas exteriores. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario