Visita y cata Bodegas Palomillo, en el yunco de los Gázquez

Súper enriquecedora la visita a los viñedos ecológicos de Bodegas Palomillo, en el Yunco de los Gázquez, en el término municipal de Vélez-Rubio y en la emblemática y preciosa Sierra de las Estancias. Los gerentes vienen del sector de la construcción. Comenzaron con el proyecto hace unos siete años, en plena crisis, consiguiendo plantar unas 20 mil vides de las variedades syrah, tempranillo y merlot. La bodega está a 960 metros de altitud. Muchísimas curvas para llegar hasta nuestro destino y el último tramo a pie, porque no entraba el autobús, por esos caminos de Dios, pero la visita, degustación y cata, preparada por el restaurante Juan Moreno, de Vera (Almería), bien mereció la pena. El vino es distribuido por la empresa almeriense Mediterránea. El vino se llama "Lo mejor está por venir" porque en los comienzos difíciles y ante el temor de perder la cosecha por un hongo que atacaba la raíz de las cepas, el dueño mientras iba conduciendo oyó en la radio al Papa Francisco decir: "Cuando te creas que todas tus barricas se han echado a perder, no te desmoralices, porque lo mejor está por venir". Y es que todo cobra sentido, cuando lo mejor está por venir. 



Los vinos en la provincia de Almería han crecido de forma exponencial. Ya no están sólo los caldos de Láujar y Lucainena de las Torres, como hace 30 años, si no en Adra, Albodoluy, el Alto Almanzora, el desierto de Almería y en otros puntos, hay buenos vinos. Otros productos muy valorados no sólo en la provincia sino fuera de ella son la morcilla y el queso del Taberno, el cabrito de Lubrín, el tomate raf, y el pescado de la lonja de Garrucha. "Los platos que utilizan en los restaurantes son de mármol, silestone y dekton de Cosentino. El restaurante Can Roca y Arzak se pegan guantazos por innovar y utilizar productos de nuestra tierra", según explicó Miguel Moreno, de Restaurante Juan Moreno. 
De la degustación que se preparó para acompañar el vino, a parte del embutido y aceite, lo que más me gustó fueron las tiras de piel fritas de bacalao. Brindemos  por nosotros, porque lo mejor siempre está por venir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario