Chocolate y besos

Poemas que son memoria, juegos, hechizos, canciones que no se olvidan, vivencias, besos furtivos. Nadie como Marisa López Soria, esta manchega afincada en Murcia, sabe enredar las palabras, despertar la risa o imaginar una mañana. Las ilustraciones están realizadas por la arquitecta madrileña afincada en la Sierra de Gredos, con sus tres hijos, Leticia Ruifernández. El libro, de la editorial Creotz, es uno de los libros que conviene tener siempre cerca y mirar y tocar y leer una y otra vez, porque los buenos libros no tienen edad. Adoro el chocolate y los besos, todavía más. Un libro para encender la risa y desenredar palabras, para contemplar colores, saborear meriendas y oler las primeras flores, que nos teletransporta a nuestra más tierna infancia y a las sensaciones mágicas que vivimos.










 


No hay comentarios:

Publicar un comentario