Balneario de Zújar (Granada). Propiedades medicinales del agua

Una excursión muy recomendable para hacer con los peques o en familia es el balneario de Zújar, en la comarca de Baza, dentro de la provincia de Granada. El balneario está construído en las faldas del archiconocido monte Jabalcón y a las orillas del embalse del Negratín, desde donde disfrutar de unas maravillosas vistas de la naturaleza en todo su esplendor. Asimimo, el municipio de Zújar, cuenta con un bonito centro histórico de casas encaladas moriscas, algunas de ellas del siglo XVII y casas cueva, que se extiende desde el cerro Jabalcón hasta el cerro Jaufí. 





El cerro Jabalcón es un monte aislado entre las sierras de Baza y del Pozo, con una altitud de 1496 metros, que se yergue como un mirador natural, desde donde se divisan todos los elementos orográficos de la comarca de Baza y del Altiplano de Granada, y desde donde se pueden observar las cimas de la Sierra de María y Sierra Nevada. A parte del balneario es una zona ideal para senderistas y amantes del delta y parapente así como el cicloturismo y bicicleta de montaña e incluso alpinistas, que escalan por sus acantilados rocosos. Todos los 12 de agosto se celebra una cronoescalada en estos parajes. 



Las aguas de Zújar, de propiedades mineromedicinales, fueron declaradas como tales, en 1928 y están indicadas para afecciones reumatológicas, bronco pulmonares, aparato excretor, enfermedades de la boca, endocrinas y metabólicas, cardiovasculares, neurológicas y ginecológicas. En las ladera norte del monte Jabalcón y muy próximo al cauce del río Grande o Guardal están los manantiales de aguas termales del balneario de Zújar. Estas aguas, de carácter curativo, ya se conocían en tiempos romanos. Esos restos de termas romanas, de los que habla Plinio en sus escritos, están sepultados hoy bajo las aguas del embalse del Negratín. Los señores de Almagro volvieron a darle esplendor al balneario, al explotar la maravillosa Fuente Amarga, cuyos efectos prodigiosos en enfermedades del aparato digestivo e hígado, le valieron el nombre de "Cestona de Andalucía". En el balneario hacen tratamientos de nutrición y dietética con dietas personalizadas en función de necesidades especiales, como colesterol, diabetes, hipertensión, nutrición infantil y deportiva. También tratamientos de estética termal y bienestar de la piel, como chocolaterapia, con extractos de trufa negra, cereza o castaña y tratamientos antiedad y antioxidantes. Por otro lado, tratamientos de fisioterapia, terapias manuales e hidrotermales. El circuito  termal cuenta con dos piscinas recreativas, una piscina multiactividad y piscina de tonificación. Asimismo, hay sauna, baño turco y terma romana, y solarium, así como una agradable zona de relax que ofrece unas fabulosas vistas del embalse del Negratín. 
Hay también una cafetería en las instalaciones con mesas fuera y dentro y un restaurante cerca, La Alcanacia, cuya especialidades son el bacalao  y los postres, como la sopa de coco y el flan de azafrán. Desde el complejo, se organizan actividades al aire libre como piragüismo, escalada, espeleología, paseos a caballo y visitas a Granada, así como a la Alhambra. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario